En determinadas ocasiones no se puede acudir a las entidades bancarias con el objetivo de refinanciar deudas, son muchas las causas por las que una entidad bancaria niega la posibilidad de una refinanciación de deudas, los casos más comunes son: No disponer de una vivienda sin cargas o tener mucha hipoteca pendiente en nuestra vivienda.

Incluso si se dispone de una vivienda sin cargas o con poca hipoteca pendiente la operación puede salir denegada si el cliente esta incluido en alfún fihero de impagos como ASNEF, RAI o Experian. También es causa de denegación la capacidad de endeudamiento si nos encontramos pagando otros préstamos y tarjetas y la nueva cuota sale demasiado alta teniendo en cuenta los ingresos de la unidad familiar.

Otras causas de denegación pueden ser disponer de pocos ingresos, edad superior a la edad máxima, poca antigüedad laboral, etc. La reunificación por banco es un proceso largo donde las operaciones en muchas ocasiones salen denegadas.

Por suerte para nuestros clientes existe la posibilidad de realizar una refinanciación de deudas con capital privado. Con este tipo de préstamo basta con disponer de un inmueble sin cargas o con poca hipoteca penbdiente para avalar la operación. Como el inmueble garantiza el préstamo no se tienen en cuenta muchos de los impedimientos de los bancos. Es posible refinanciar incluso estando en ficheros de morosos, no existe una edad máxima, ni se tienen en cuenta los ingresos.

Otra ventaja importante es que este tipo de operaciones se puede materializar ante notario en muy poco tiempo, si le interesa saber más de esta opción, consultenos sin compromiso, estudiamos su caso de forma gratuita.

reunificacion de deudas con capital privado